miércoles, 16 de noviembre de 2005

Caida infinita sin sentido

¿Que podría hacer el sol si quisiera derrumbarte?

Despierto: conozco, supongo o sueño lo oscuro
Creo en las imágenes, la lógica me indica que no debo avanzar
Yo con mi terca terquedad de siempre
Hago lo que quiero, pese a mi mismo, nunca pese a otro
Me voy a lo oscuro, que más bien es el miedo
Esa hermosa oscuridad, casi llena de luz
Me siento en un precipicio
Y me recuesto en el vació a contemplar las estrellas
Tu espíritu a mi lado
Yo al lado de la nada
Pero tus sonrisas leves, se dedican constantemente a recordarme
que vives aquí dentro de mí
yo, dedico un buen tiempo a conocer las estrellas
que parecieran lejanas y altivas
pero que no son mas humanas que uno

Como muerto, me elevó hacia el cielo
A las nubes azules que ciernen sobre aquello
De arriba, admiro embelesado la danza de una danzarina
Lejana como el sol, mas brillante que él
Me tiro
Y en la caída pasan muchas cosas
En la caída escribo un par de canciones
Unos poemas
Un cuento
Converso y se me terminan las clases en la U
También carreteo un poco
decido detenerme un instante
Pero me arde el estomago por estar en el mar
Danzando
De pronto caigo en la cuenta
Que no he comprobado nada
Que es primera vez que hago algo así
Que no tengo idea
Que tengo miedo
Que quiero volver a estar tranquilo
Pero no, ya me lancé es imposible detenerse
Esto tiene que llegar al final o sino me hago un harakiri en medio del suelo y la nada
Prefiero cerrar los ojos y soñar que estoy despierto
Soñar que hay un olor a pureza fantástico
A belleza perfecta
-quiero reírme del algún chiste pero no puedo-
porque me rio antes de terminar de escuchar o de leer
porque me rio todo el tiempo
porque en realidad me levanté
de la pista de aterrizaje para no volver a tierra
y ahora caigo a ella como un suicida-no-voluntario
en una veloz caída hacia la nada
me dedico a gritar que mi mayor anhelo es conocer el
absoluto absurdo que también es la absoluta sabiduría
-porque todas las cosas al final se unen-
Contengo dentro mío las letras que me impulsan
y la pereza que me mantiene
los pobres, la injusticia, los ricos, el mundo-el poder
vomito en la caída de tanta maldición
pero sigo cayendo y, tengo que admitirlo, estoy un poco nervioso
ya ni recuerdo porque me lancé de las nubes
espero caer en un lugar donde pueda reventar en paz
pero con un esfuerzo vuelvo a lo mío, lo del principio
de pronto me dan ganas de gritar
que se me esta llenando el buche con tanta ilusión
pero no lo hago porque soy un cobarde de primera
y luego cambio eso por un eufemismo que dicta
tengo ganas de seguir dando vueltas
solo contigo al lado
pero al instante digo
no, si es broma
porque soy un cobarde de primera

Un muerto que venia subiendo
tal como yo me detiene
me acaricia la espalda y las manos
al parecer era una mujer conocida
no entendí la idea
así que hice un gesto de desentendido maravillado y me largue a caer de nuevo señores
pero ahora maravillado por mi valentía de caer pese a todo
sin dudas me iba riendo porque tenía el corazón feliz
porque las hojas de los árboles no eran como yo pensaba
definitiva e empíricamente no es lo mismo contemplar que vivir

Podría continuar---

0 Mapaches:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs

Seguidores