jueves, 9 de octubre de 2008

Descripción inútil de la utilidad.

Que manera mas horrorosa de finiquitar
        de matar, de asesinar
             O que formas más cayéndo    
                 que forma tan escualida de suicidio
 Días o noches y noches o días
    como asi
         como sol y caliente
 como alga  del sur en el pacífico
        y frío y ruido
            y todo lo demás.


Se secan los turbulentos revoloteos
    porque todo se seca
    ¿Por qué todo se seca?
        se seca
al mismo tiempo, de manera simultánea
    una vez dichas las verdades innecesarias
        para desembocar, para despeñar
            la burbujeante champagne
                del misterio.

Nada de nuevo, días neutros
volver a mirar si "aquella" o quien sea
    se encuentra bajo las piedras
            o entremedio de las motonetas -las montañas-
            o de los disparos
                o del ruido sordo de las nubes moviéndose en el cielo.

Sorna, risas, cervezas... caniones que nunca serán
    sin embargo, nada útil para perpetuar
        o para desconfigurar
            o para desvirtuar
                desfigurar un poco
                    solo un poco los sueños

Un corazón -¿cursi?- que también podriamos llamar
       gramaje de carne sangrienta
            se quedo quieto.
        Dos gramajes de carne buscada
            se quedan quietos...
    se dejan de mirar
        se aburren de intuir
            se aburren de unas naranjas inmensas que caen de un cerro
                violento a su manera
                       romantico a su manera
                y a su manera terco
            y a su manera terco.

Triste la opacidad de la vibración ocular
    que fue, que iba -o tal vez nunca- a ser
            pero... ¿Madera podrira? NO!
                pero certeza de vacio, de nada.

Uno que otro, o tres o cuatro...
    ya no pasarán las carreteras posibles
        díganle a la gravedad
    que ganó de nuevo
    grítenle en la cara
    que su ego -su eco- puede
            una vez más henchirse hacia la totalidad
        para refregarle a los poetas que la perpetuidad
                        ES IMPOSIBLE
    que la consistencia perfecta simplemente no es
        y que todo es o decision
            ... o voluntad...
            y nada coincidencia
            y nada destino
            y nada magia
        -me encierro de nuevo en mi mismo-

Cuando la finitud, cuando la escasez
        es tan palpable que asusta
        y dan ganas de correr lejos
    hacia otros lugares un poco menos...
                             o un poco más...
                            que más da...

La presencia de la soledad -su omnipresencia-
            en todos los rincones
            la copulación ficticia de las palabras
                encontradas -encantadoras-
            que en realidad oxígeno para otra cosa
        que en realidad vértebras y huesos
        para la posibilidad de la existencia de otro cuerpo que no es el de uno
        para volver al árbol en el que se decidio vivir y morir
        y para abrazarlo con más fuerza
        y observar con más atención
                        con más ternura
                            sus ramas, sus ramajes, sus hojas    
                                el sonido de su mecimiento
                    para posibilitar otro nacimiento
                renacimiento barroco.

y La tranquilidad que en la superficie es aburridad
y que en el fondo es feliz.



0 Mapaches:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs

Seguidores