miércoles, 12 de noviembre de 2008

Camino

                                                Camino

Dentro de los bordes húmedos
    la circularidad periódica y finita
        encuentra un rumbo
Toda la madera de las sillas
    y la pulpa de las frutas
        encuentran más posiblidades para expandirse
                se hace el espacio a si mismo de sobras y restos
                        se maneja y se construye de nuevo
    porque vive ya
                            vive ahora
                                            para que las manos se junten con violencia
                                            y haya vacio que apetezca la ausencia
                                            y haya contradicción caotica de los deseos
                                1. Escapar
                                2. Vivir
                                3. Placer
                                4. Odio
                                5. Guerra
                                6. Amor
                     3,14159... Yo

    Viene una tormenta
                un balde cae y el agua se derrama
                    o tambien un río se desborda
                            y moja la tierra sedienta
                            y ese barro fértil
                                            sirve para muchas cosas:
                    las distintas configuraciones de todos los organismos posibles
                        Los cerdos se revuelcan
                            los hombres construyen casas, palacios, pirámides
                                los árboles, flores,
                                        el otoño, al invierno.

                Las estrellas esperaron años luz
                            para ser conocidas
                        para que un poeta vagabundo levantara su mirada
                            y cogiera de ellas el áura mágica
                                            y melancólica
                            para que cogiera de ellas
                  los argumentos                 - si es que es son posibles
                                                  los argumentos desde la inexistencia de
                                                    descontinuidad y estabilidad-
                 para entender mejor el mar.

        Se olvidan dentro de la humedad azul
                    algunas pretensiones totalizantes y suicidas
                            y al mismo tiempo
            se recuerdan, se crecen, se nacen
                Emerge de las golondrinas y del calor y de la piel
                                la potencia esclavizante
                                    de hacerse uno con lo todo
                    fundirse y jugar a las mariposas dando maripasos.
           

    El saltamontes salta
                y enclaustrado en un frasco de vidrio
            es encerrado para chupar de él
                        todo el anhelo de libertdad
                                toda su tristeza desconocida
                la vida huele a la vida
                la vida se teme a si misma
                            en ella misma esta su fin y su muerte.

    Los muertos tirados en fosas y cementerios
        vuelven a mirar, pero no experimentan nada
            solo miran y sonrien y hablan entre ellos
                    sin saber
                               sin entender muy bien cómo ni por qué lo hacen
            Al contrario que a los vivos
                la eternidad les quitó las pretensiones de forma
                        y de días establecidos.
Entonces,
    los pobres siguen creyendo en las naciones y en los estados
                y por eso siguen siendo pobres
        anhelan
                     desean reproducirse con algo que
            no es ellos mismos
                    y por tanto, no es.

        Sin embargo
                         al borde
                                            la ceguera es total
                                            la luz es total
                                            las palpitaciones son totales
                                            la vida no existe
                                            ni el tiempo existe
                                            pues solo hay experiencia e intuición
                        y un sangrante anhelo de
                                    ver
                                            el tembloroso orgasmo
                                                                                del otro.
                Unos dedos, unos años, unas sombras
                            se posan en una pierna
                                    y por lo tanto estan ahi para siempre
                                                                -el estar como verbo sin tiempo-
                        Siente esa mano
                                        un muslo terso y brillante
                                            hecho para la boca
                                                            los labios
                                                            la lengua
                                                    los ezquisofrénicos
                                                    apretujones
                                                    apretados del     
                                                    candado poseido
                                                    que toma posesion.

            Por dentro un alma jadea
                                el sudor sin forma y sin salida
                                                                Cae           e
                                                                             c  l
                                                                            o    b    
                                                                          m       i
                                                                        o           s
                                                                      u               i                  
                                                                     n              v                     
                                                                       a          n                   
                                                                         g       i                
                                                                           o   a                              
                                                                              t                             
                                                                                                                      
    Dentro, el rumor y lo rubores moralizantes
                                                            que aman
                                                                    porque hay que amar
                                                                        porque lo otro
                                                                           es inverosímil
                                                                              es irreal
                                                                        es pura poesía hecha
                                                de la contención
                                                                de lo contenido
                                                                        de lo burbujeante
                                                         de la triste búsqueda de diferencia.

    La naturaleza es
                           tanto como es la racionalidad
                                            pero
                                                esperamos que deje de ser
                                hablamos con las cosas o con el aire
                        vemos como caen los pedazos del mundo y
                        vemos como crecen para transformarse
                                en nada madura, en nada adulta
                        las vanidades asesinas de quienes nos rodean.

    Como y donde ocurrió la distinción ficticia
                    de uno y otro, de otro y uno
                                    no lo sabemos
                            cuando a si mismo se abraza
                                el oscuro blanco mortal
                    dialogando con su mortalidad y
            temiendo la   
                desconstrucción de los recuerdos y de la
                    hermosa forma en que se dieron los hechos
                        para que la música y los árboles les hayan
                                sonreído como lo hicierón
        Que teme, en suma, la desvalorización
                    indetenible, imparable de lo pasado
                    que teme la transformación de eso
                                    en un dato
                                                        un nombre
                                                                        unos días que se fueron
                                                y que no volverán.


        Dice
                parado en el barro de casas y pirámides
             mirando a la princesa que visita o ve
                el arduo trabajo de sus súbditos
                    en el borde     
                                    súbditos que vienen y van
                                      que sonrien y lloran
       Dice -una sombra-
                     que se abrazen más
                            les ruega, les implora
                     que persistan en los intentos de acoples
                la normalidad del tiempo nos indica
                    que la tierra no siempre es fértil
                    y no hay un encontrar o una informalidad inesperada
                    que sople dentro de nosotros
                    Que la paciencia y la insistencia
                    y la lucha incansable
                    es la mejor arma de nuestros abuelos
                    de nuestros humanos que nos rodean
                        condenándose a disfrutar del fruto de su trabajo
                    y de la reglamentación de lo caótico y del orgullo de su constancia.
                Mueren y sonrien diciendo:
                        hice todo lo que debi hacer
                            Me esforcé todo lo que pude
                                        contruí todo lo que quise
                                            lloré todos mis dolores y reí todas mis alegrias
                                                    y aquí estoy
                                            semisonreido, semiserio
                                                  semvivo, semimuerto
                                        pensando en que hubiera sido de mis manos
                                    de mi alma, de mi sangre
                             si me hubiera dejado llevar
                                    por la destrucción irascible
                                                por la entropía
                                                        por la poesía
                Anhelando en el fondo la posibilidad cierta
                                de esa vida que no es esta    
                                                y que también acabará hoy.

    Mirando el techo de la casa
    rodeado de nietos, hijos y cariños
    la humedad azul entenderá
    lo correcto de su proceder y sus consecuencias
    sonreirá, será feliz de si misma
        entenderá
              que la soledad que siempre llevó a cuestas
                    alguna vez consiguió copular
                           converger con otra soledad imposible
    y que todo eso junto
        todo eso único
        que es la linea catastrófica que seguimos
                        le permitirá morir
                                con las manos extendidas
            ya sin esconder
            ya sin temer
            ya sin escapar
    del rumor ni del rubor
                        ni de la moralidad mortalizante
                    morirá con las manos extendidas
        guardando en el fondo
        el pequeño espacio en el que
            sin preguntarle a nadie
        dejó que sobrevivieran
                las mariposas
        y refugiada en ese espacio
            la humedad azul
        cerrará los ojos
        y entregará su alma
                a lo infinito del fulgor
                       en el que aletean
                                sin rumbo las mariposas    
                                        que saben ahora lo que es la eternidad.
                                               
                    
                
                        
   
                                                          
                                                                                                                

0 Mapaches:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs

Seguidores