lunes, 15 de diciembre de 2008

Bang

Quizás en otra vida los adioses valgan un poco más la pena
o los veranos no tengan tantos inviernos contenidos
porque hay una risa que impulsa vacuidades
y no hay a quien extrañar.

Bastaría con que desaparezcan esas molestas latitas de plomo
que flotan en el aire
una sociedad cancerígena -casi indígena-
aunque en el fondo no hay nada de malo

Total
los ángeles siempre están alabando a Dios
y los demonios
Dejándonos saborear las bellezas del pecado
Que sería de nosotros pequeños hombres si no pudiéramos hacer el mal.

Y, también
nos gusta saludar la bondad de las putitas que nos besan
y nos lamen
nos gusta y amamos ser putitos, sus putitos

Nos pasa que en el aire abundan las imágenes del pasado
igual depende...
Pasa que suena Holden                         y las formas infantiles de unas ilusiones regresan
Ocurre que suena Cecilia (una de Fito)                        Y las formas de una ebriedad regresan

Ocurre por supuesto que vemos la cara de la gente que viaja con nosotros en las micros
¿Estamos luchando por ellos?
Apenas reconocen la magnitud de nuestras vanidades
Me encantan tus piernas morenas y carnudas
un jamón tremendamente mordible cosita rica.

Eso también
no se evitan las distracciones... Nunca entendí muy bien a pito de que
uno tenia que seguir una linea para que nos entendiéramos
La poética psicodélica es absolutamente ridícula... en todo caso.

Nosotros tenemos que reinventar el mundo a cada rato
la abundancia empírica no nos deja otra alternativa
quizás si existieran menos razones para que estemos resentidos
no hubiéramos hecho explotar el auto
o no nos hubiéramos violado a esa niña
o no hubiéramos asesinado a nuestros padres
o no hubiéramos eyaculado enfrente de una Biblia
o enfrente de un Corán
quizás somos débiles de voluntad y nos prefiere la comodidad
de dejar que la mierda empiece poco a poco
a llenarnos hasta el cuello.

Quizás en otra vida existan flotadores aéreos
los chistes estén un poco mejor contados
las personas sean todas imprescindibles
pero no, ahora eso no.

Agarro mi pistola y juego con ella
siempre he pensado que cuando me la pongo en la boca
invoco o espanto a la muerte que me persigue
Bang.


0 Mapaches:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs

Seguidores