martes, 16 de diciembre de 2008

I

Se repiten los espejos en silencio


El desierto y las estrellas se acercan lentamente al mar


El río aun tiene algas y pantanos malolientes


Un árbol donde mis mejores amigos se contaron sus secretos


Dibujamos abejas reales y nos persiquieron y nos insertaron sus aguijones


Se repiten los espejos en silencio


Son unas gotas que caen como la brisa


La brisa se parece a una piel


La antártica se derrite


Alguien le prendio fuego a Shakespeare


El dragon de las siete cabezas y las siete coronas me mira


Los ángeles levantan sus trometas para clamar al desastre


La muerte se queda en el borde del abismo y mira


Jugábamos a la ronda en el jardín


Visitabamos a un Cóndor enjaulado que tenía las alas rotas


Le daban carne putrefacta. Mientras comia, lloraba


Nosotros lo oíamos llorar


Aun después, cuando nos acostabamos en nuestras camas


Nuestras madres y padres nos despedian con un beso


Y nos arropaban para protegernos del frío del desierto


Aún lo oíamos llorar


Aun hoy lo oímos llorar


Los espejos y el coito se repiten en silencio


A veces nos hemos devanado los cesos


Nuestra intención es que nos amen sin preguntarnos para qué


Además queremos tener pase libre al divino sexo femenino


Y a la infinidad de sus zonas herógenas


Y aun asi oímos al Condor llorar mientras copulamos


Nos atormenta


Por eso decidimos volver al árbol


Volver a oler los pantanos


Volver a dibujar las abejas


Acercar aún mas las estrellas y el desierto al mar


Se repiten los espejos en silencio


Nos vestimos con nuestras ropas antiguas


Los espejos se repiten en silencio


Nuestros hijos y nuestras esposas nos preguntaban que hacíamos


Nosotros a penas murmurabamos unas tristezas


Hálitos putrefactos de cuarentones envolvían la sala atestada de preguntas


Uno de nosotros comenzó a hablar de Bacon


Y ya nadie más pudo contener el llanto


Teniamos la certeza de que venia la peste


O eso


O algo


O el condor corrompido llorando nos vendría a asesinar


Los espejos se repiten en silencio


Los coitos se vuelven lentos


Lentos


Sonsos y lentos


No sabemos por qué no podemos sonreir


Tampoco recordamos cuando nos quedamos sin lágrimas


H nos apuntaba con su dedo chato


Nosotros sangramos de risa arriba del árbol con nuestras ropas viejas


H esta borracho, borrado, vomitó tres veces desde las alturas del árbol.


L suda copiosamente, ahora es un grasoso con problemas de colesterol


L era bonito cuando pequeño, delgado, menudito


Z comienza a relatarnos la historia de la mancha en su pene


Z tiene una extraña mancha en el glande de su pene


Los espejos se repiten en silencio


K, como es su costumbre, guarda temerosamente su silencio


Siempre ha temido despertar a los zombies o a los fantasmas


Que las leyendas arroján sobre las ruinas de los indios


K hace que sus dientes suenen para avisarnos que algo se aproxima


Miramos


Son unas Ratas


Los espejos se repiten en silencio


Miramos


Son unas Ratas


Los espejos se repiten en silencio















 


0 Mapaches:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs

Seguidores