viernes, 19 de diciembre de 2008

Solo que a veces es como si caminara al lado de la nada...
y tengo cloro colgando de una divinidad cerebral...
teniendo ganas de desinfectarme de aromas que no quiero volver a oír por un tiempo...
para poder escapar un tanto de ese tanto que me anotaron sin que me diera cuenta.
Así las cosas son menos cosa de lo que son,
Y vuelvo a lo inmaterial de mi vida y al desgano.
Es dañino mi interior,
saca su veneno a la distancia,
saca su cuerda y me tiende la trampa,
que me hace caer desde el cielo hacia la tierra.
Preferiría tener el pecho de piedra
Porque a veces tengo la certeza
De que un día de estos, dejaré de mirar con mis manos el viaje aventurero en el que celebraba ya triunfante
Y por eso, prometo dejar de lado tanta mata de pelos, para beber un poco de agua desde una altura recomendada, para no caer tan fuerte.




O tener miedo a caer.



12 de diciembre de 2006

0 Mapaches:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs

Seguidores