martes, 27 de enero de 2009

Volar y saludos sin corrección ortográfica. Era ficción...

Todo comenzo con cocaina. Estaba demasiado ebrio y mis intenciones masculinas no llegaban a buen puerto. Las estúpidaz féminas no ven con buenos ojos a un buen tipo que solo quiere amor. No, quieren a un tipo inconsciente que las ame por las siluetas repetibles de su cuerpo... y tambien, por las formas vagas de la personalidad obtenida en la cultura de masas.
En el fondo mi desesperacion era minima. Pero queria sentir la locura derritiendose en mi cuerpo y queria tener razones verdaderas para no ganar dinero... no solamente el hecho de mi falta de relaciones con los otros, no mi ausentismo o mi escaces de palabras y de tema de conversacion, no mi silencio absoluto cuando era obligacion halagar a los otros por sus hazañas sin posteridad. No crear un acento vocal suficiente para convencer, no cierta vestimenta y ciertas afecciones que nos hacian mas caballeros para las damas de honor. Pese a mi silencio, odiaba las apariencias.

La primera vez que volé tenia cinco años. Nadie tenia idea de mis alas, pero rescaté a muchos compañeros de la desesperanza, porque en esos tiempos mi esperanza era infinita. Padres-ausentes, padres-hermanos, padres-hijos incluso, nada se comparaba con mi padres completos y sin fallas... perfectos. Johnatan, hermano gemelo de uno más desastrozo que iba en el B, dijo que yo era su mejor amigo solo porque cambiaron mi habitual asiento en el fondo de la sala, por el que estaba a su lado... y yo en mi jugueteo incesante, le enseñe mucho mas de lo que pueden enseñar los profesores... ciertas mentiras para que nos salieran bien los dictados, ciertas maneras escondidas de hacerle los ejercicios de matematicas para que la profesora nos viera con ojos bondadosos... mentiras infinitas que solo rebelaban una cosa: en el fondo lo único que permanece es cuanto entregamos a los seres que tenemos a nuestro lado. Porque no ganaba dinero, porque no subia mis notas acompañar a ese ser desdichado que por revoltoso se sentaba adelante. La profesora no me consideraba, yo era otro revoltoso más, pero mi promedio era el promedio máximo: 70, y por lo tanto podia sentarme donde quisiera, podia hablar cuanto quisiera, podia molestar cuando quisiera, pero no podia dejar de estar solo.

En verdad, de la primera vez que volé no recuerdo excepto el ir y venir de la loza que cubria el jardín. El balanceo de ese caballo de madera crujia ante mi temerario empujar, empujar, empujar... recuerdo el vértigo. ¿ Dos, tres años? Recuerdo el vértigo, empujar y empujar.. Volé de nuevo con la princesa arriba del minipiano, del mueble del minipiano. Yo la veia y le preguntaba cosas. Cuando fui consciente de que ella no deberia estar, no volvio a aparecer. Y volví a estar solo. Pero digo que a los cinco años porque ese fue mi primer acto de rebeldia consciente. Nuestros papis nos mandaron a comprar pan, yo y mi primo, el yayo, a la vuelta, donde el wilson. Y fuimos felices, manteniendo ya nuestras pueriles discusiones que terminaban a combos. No, yo era el centurion azul, no, que yo era el centurion azul, no que el tres y el cuatro no existen, el tres y el cuatro son el mismo numero, como el blanco y el negro, que no que uno tiene que contar uno y dos y tres y cuatro y cinco, por eso la mano tiene cinco dedos, que no y se vienen los combos mierda, las mechas y los rasguños de niños que pelean y lloran y terminan diciendose lo mucho que se quieren, o cómo el yayo me salvaba de mis papas y mi voz ronca que pedia auxilio "yayo, ayudame" "yayo, ayudame". Yayo en vez de comprar pan compremos esos chocolates que estan ahí y el wilson bigoton (bigotonton) y canoso preguntaba, pero estan seguros niños, y el yayo inseguro me decia, pero no, pero si nos dijeron pan, pero si les va a gustar, si a todos les gustan los chocolates, y el wilson dijo que bueno, le pagamos y nos fuimos y llegamos a la casa y nos retaron y las mamas se comieron los chocolates. No nos dieron a nosotros, por porfiados. Esa, La primera vez que volé.

Y volé para no volver a bajar nunca más. O a veces, con ciertos dolores o con ciertas formas. Ciertas deformaciones de las perspectivas que no provocan sino ganas de ser imperfecto. Desde ahora en adelante me sacaré malas notas, no estudiaré, responderé mal las pruebas. Un solo rojo y el promedio que bajó a 6.5. Eso fue lo único que logré. Ah, y claro, fumar y una montonera de pandilleros que querian golpearme o matarme por algo que nunca pretendí hacer, gustarle a las niñas. Afortunadamente y gracias a mis espinillas eso se pasó luego. Y aprendí de esa parafernalia popular que no hay que espera nada bueno de ella. Y que de esos que me abrazaron, solo siguieron abrazandome los de siempre: Valderrama, Giovanni, el yayo, Juan pablo segundo. Y bueno todos los demas siempre estuvieron ahi. Pegaré la lista: mis mas cordiales saludos:

Al Guaton Drop hijo amado de su padre. Al Chico Bull insigne orgullo de las olas. Al Siete Puntazos, al Peligro Publico, Al Obsesion 360ª, al Cuajinais, Al Waki, Al Droopy. A Malandra y a Guillermoman Concaraderafaaraneda.

Mis más profundos agradecimientos a Los travestis del otro dia en la micro, a La Enanita, Al Enanito y su peinado pelolais. A Elilan y laLian, Elalien, Alvaca, Yunelion, y Enina.

Muchisimos abrazos a Sofia Morales, Doroti, Evo Morales -que no es pariente de Sofia-, a la Tortuga Ninja. A la "vieja más horrible de todos los tiempos", a la "vieja comeRefrescos", A la "vieja loca que nos siguió y de la que arrancamos con pavor".

Al Flete, a Wualala, a Totola, a Gandalf y a Viejecilla -que no es quien ustedes creen-. Al Zanahoria y a mi hermano Miguel.

Como olvidarse de Chubaka Rojas, o de la Doctora Queen: la mujer que se cura. Como no recordar al Chino y al Pelao, vagabundos amigos nuestros de Bellavista. Imposible dejar de lado al "compare pegate una arca como la gente", o al "tomate esta wea".

A, Klaudiarotti, Pior is Nita, Ninfa Oz, Soledad Perez y Soledad Oneto.

A Pedro Eduardo Pinto Arancibia, A Papamama, a Fefe, Fafa y Fefy...

A mis compañeros del Kinder Garden: El Yayo, Andrea, Yuri, Max, Ruben, Juan...

A los de la básica... Juan Pablo II, Valderrama, Juan, Luis, Sebastian, Al Jaime y al Richard -los samurais- Al otro Jaime, al Giovanni, a la Yenay Ly Arellano, a la Camila Farias, a Franibet, a Zorka Espejo, a Nadia -otro de mis amores fracasados- a las primas, Debora y Antonia, a la CInthia y su obsesion por parecerese a Maria la Madre de Jesus, a la Paty, al Cristian, al Chita, al Jito, a l Karen, al Alexis y a la compañera de mi hermana chica que se parecia a Toribio... a la mujer de mi primer beso: Sandra, a la del segundo: Yael, a la del tercero: Claudia... a mis amores fracasados, Yarina, al segundo: Lindsay, Al tercero: Claudia Iglesias, al cuarto y definitivo fracaso Michelle Se me olvidaba la Julia Ponce... Julia Ponce... todavia me pregunto como me pudo gustar alguien con ese nombre.

A los de Media: Nicole, Romina, NAranjo, al Bananas en Pillama, Hugo, al chichi , a Daniel, a Andres, Al guaton no se cuanto, al otro guaton con lentes poto de botella, al Gonzalo Sanhuesa -que soporto que lo molestara un año entero, pero al final aprendio a defenderese- Al Pelao y a Petero.. Heeeeee Petero he...

A la Paty, al Nico, al Wensenlao, al Burro, A la Bety, la Andrea, la Vero -gran amiga- a los presidentes con los que organizamos el primer centro de alumnos de mi colegio, a Carolina Busquet, a David Parada, a "los grillos amarilos en calzoncillos que tienen anillos en el ombligo",

Como olvidar a los Hippies que queria agarrame las tetillas y de los que 1/2 de la Resitence no me salvo. Al Maquina, a Refran, a los Pinochet -una familia de guatones de Arica- A Magdiel brazitos cortos y la caida majestuosa de 5 metros que provoque, a Claudio DI y a Diego a su hermano Pato y al Pato Marlo... junto con Negrete, Jerry, Chilin, Andrea, Marcia.

Al Chino, al profe de Basquet, al profe de la Sinfonica, a los trompetistas, a la daniela que era mi compañera en el saxo alto, a los saxofonistas, los trombonistas, los baritonos, el contrabajo, el clarinete, la flauta traversa.

Al Timo, al Benny, al Nano, la gato, al tata, al toto, al yeyo... esa infinidad...

Me cansé de escribir y no quiero corregir las faltas de ortografía.

0 Mapaches:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs

Seguidores