martes, 14 de abril de 2009

Superación de los términos medios.

Hoy la esperé con un plato de receta sacada de la television que llevaba cordero y mostaza. La vela, las llaves resonando en la puerta, su ropa de persona seria, de persona profesional que siempre me ha excitado. Me gusta hacerla feliz. Me miró como me mira siempre, con su cara dulce llena de las durezas propias de la edad y con las heridas propias de aquellos que salen a la calle a ser mundo, a ser corriente. Es distinto, hay distintas formas de hacerlo, los moldes no son todo lo evitables que quisieramos. Te hice una rica comida, arrendé una película que trata sobre el arte en Barcelona. Ella me pega cachetadas a mi, yo se las pego a ella. ¡Despierta! no te olvides de esta parte de aquí, ¡despierta! no olvides esta parte de acá.
Su rutina se trata de ir y venir, estar en reuniones, jugar con su imagen.Todo es imagen en el mundo en que se mueve, la ropa, la casa en la que vives, la gente con la que te relacionas, todo es imagen. Yo trato de tironearla un poco mas de mi lado, trato de que se acuerde que el universo es mucho más que moverse tan frenéticamente por la intrascendencia. Me basta con que sea conciente de ello, me basta con que sepa que el mundo le ha quitado el valor a las cosas que mas tienen valor: la lentitud, la admiración, la sorpresa. La primera impresión del sabor de la comida en tu boca me la indican tus ojos, me miras como siempre, con cariño y con distancia, estas aquí, conmigo, pero no estas en mi... yo tampoco estoy en ti, lo hemos intentado, seguiremos intentándolo. La segunda impresion -de tu impresion- me la da el vino que oxigenado nos oxigena, tus labios inmensos y rojos manchándose de sabor y de sangre, tu lengua percibiendo la multiplicidad y la yuxtaposicion de las verduras y los condimentos, tus vestimentas de seriedad haciendole un hueco a las creaciones de mi mano que murmulla deseo en tus rodillas. No se si... pero ya no puedo sin... ti.
Ella se mueve casi con resignación. Le duelen los pies ¿Porque han hecho de los zapatos con tacos el emblema de la elegancia, el emblema de la tortura? Termina su plato complacida, yo la miro escribiendo todos sus gestos en mi mente, derivando de sus gestos sus pensamientos, derivando de sus pensamientos sus experiencias, derivando de sus experiencias su ser, la conjunción de hechos, la manifestación sublime del azar estando aquí, sentados, mirandonos uno al otro, viendo en la reflexion de nuestros ojos con nuestros ojos lo que se viene y palpitando en las circularidades de las percepciones que se completan con todo lo demas. Ven, volemonos del mundo ahora, es nuestro tiempo. Vuelve a ser esa niña que eres conmigo. Mira como se mueven esas luces allá en el fondo. Y olvídate de la imagen que tu sabes que conmigo no van muy bien.
Todo se vuelve mezcolanza entonces, los argumentos a favor y en contra de la paz y la rutina, yo sentado en mi escritorio leyendo siempre, escribiendo siempre, ella atendiendo sus problemas, el celular en su mano, llendo y vieniendo perseguida por la neurosis y el fracaso. El fracaso no existe. ¿Ante quien podrías fracasar? Quédate conmigo, tranquila, no contestes el telefono, tengo que contarte una historia, dos historias, perdona, no queria molestarte. La tentacion de llenar los espacios vacios, la enfermedad mas peligrosa que afecta a quienes se dedican a mirar los bordes y los mas allá. Conocemos eso, entonces, queremos ir más alla, llenarlo un poco más con nosotros mismos. Los bordes sociales estan un poco podridos. Valentía la de decir que está todo perdido y que solo nosotros podemos respirar con el cuello un poco mas estirado encima de la mierda que el resto. Tiempo y Arte son una misma cosa. Declarar su inutilidad, declarar su inevitable muerte es tan idiota como presumir por simple inspeccion que la calidad está allí donde se mueven las páginas oficiales, que el mundo esta allí donde hablan los líderes de opinión. ¿Cuan estúpido o imbécil hay que ser para creerse ese cuento? Escribimos, ergo, somos. Leemos, ergo, somos. Hablamos, ergo, somos. Nel, nel, nel.
Somos aquellos que hacen de esto un arte. No hay separación pertitente entre la forma y el contenido, lo esencial radica en ambas cosas juntas de un solo golpe. Un combo en el estomago de los separatistas. Es decir, acercarse a la intucion y al salvajismo, tanto como al metodo y a la sensatez. No creemos en un punto medio, creemos que la simbiosis de ambos estados es necesaria para ir más allá. El defecto está en creer tan ciegamente en una de ellas, el primero porque no hay accion sustenable o permanente o trascendente que nazca solo por la conjunción del salvajismo, solo por una corazonada; la segunda por que creer ciegamente en ella nos deja donde siempre, en la nada, sin un más acá y sin un más allá. Es un poco como el amor, por eso la revolución es un poco como el amor. Con esas ganas de destruir y de construir, con esa combinacion de futuro y presente, un futuro que se piensa en funcion de la locura del presente, un futuro que siempre se prueba en la continuidad del tiempo, en la verdadera cosa inacible de los seres, que es la razón por la que somos humanos y no animales, nuestra inacibilidad, nadie nos atrapa mejor que nosotros a nosotros mismos, nos tomamos un poco, y eso es suficiente para seguir, el futuro se planta en la nada, la razon flotando en el vacio del presente que se va, que se va, que se va, que nunca deja de irse.
Lo que se plantea no es un termino medio, es una nueva manera de ver las cosas que se expande, que se complejiza aún más en la práctica. El término medio solo es ascequible mediante la razón, no hay punto medio cuando a la razón le ponemos intuición y salvajismo, cuando dotamos a al reflexión de nuestros sentimientos animales, instintos animales, cuando hacemos que la sensatez sea al mismo tiempo creativa, no hay punto medio, el punto medio se desliza en la forma líquida o en la informa de aquello que se llama crear. Y hacer la revolución es CREAR la revolución, es decir, deslizarse por esos espacios ciegos, o por esos espacios que se llenan con nuestra prescencia, deslizarse por la informa principal de todo lo nuevo. Hoy no hacemos algo nuevo, hoy le damos "otra" forma a algo que tenia una anterior, es decir, no superamos nada, no creamos nada, no avanzamos hacia algun lado, solo cambiamos un fusil quemado, por uno más nuevo pero que se acabará, otra vez, mañana.
¿Tu lo sabes verdad? ¿Quieres más vino en la copa? tus pies allá abajo: la nube acolchonada, el algodon de azucar que reluce junto a una especie de pildoras que se mueven graciosas, graciles. La expectativa deslizante de la curva donde se pierden los barcos y revotan una y otra vez las olas de mi hacia ti, de ti hacia mi ¿Tu lo sabes verdad? La hoja verde y negra, el tallo pulido, la tierra misma en ti, planta llena de mi agua, agua llename de plantas. Eso que pelean entre si en el fondo acariciandose, abajo, arriba, entremedio, la lucha interminable de todas las noches, de todas las camas, la guerra inacabable de todos lechos, manos contra pies, pies contra pies, pies contra manos. Lo sé, jamás podré decir lo que quiero decir, uno de los tantos defectos que me inpiadosa me tiró en la cara La Divina Providencia.
Tu sonrisa, tus ojos brillando entre las estrellas, te pones a cantar una canción, elevas tu vocecita que oscila entre las notas correctas y la belleza tuya de tus distracciones musicales. Se puede tocar el jazz de un do en vez de un si, se puede la sicodelia de un fa, donde deberia ir un mi, o un sol sostenido. Me gusta descubrirte creando, me gusta pensar que creas sin saber que lo haces, me gusta convencerte de que cada día haces obras de arte que nadie más verá excepto yo. Tu orgamo es la mejor de las obras maestras, es la obra maestra que más me quita, que más me da. Soy tu lector ideal.
Te beso entonces, el vino y el cordero han entibiado tu paladar, la hierba posterior, el postre, lo han enfriado, yo te recuerdo todos los instantes, yo soy tu memoria, el biografo de todas tus posiciones, el relator de todas tus maravillas, tú dedicate a vivir que yo te estoy mirando, tu dedicate a brillar que yo estoy pintandote en un lienzo que se llamará vida... o algo así.

Buenas noches.

0 Mapaches:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs

Seguidores