lunes, 6 de abril de 2009

Tu poesía.

En la cajita con cuerdas elásticas me noqueaste
los cuadrados se liman los cuatro ángulos rectos
para meterse dentro del circulo
y yo
estoy seguro que la consistencia de los cuatro ángulos rectos
es parecida a la consistencia del pico de las águilas.
Como las callosidades en el inicio de las alas de los ángeles
como los cuernos de unicornios
así mismito como cuando los ángeles caídos
furiosos, se sangran la espalda
para borrar su pasado celeste.

Entonces las saciedades aparecen en esos horizontes que nadie pensó jamás que llegarían. Pero llegaron, ya vemos que en esta parte del planeta Agua los horizontes son indetenibles y los presentes tienen todo de inamovibles. Sí, una vez más el clásico problema de las fuerzas confrontadas. O, bien, un hilo, un ente con un solo sentido expandiéndose en su propia conciencia. Un niño escondido en el armario del primer piso en la pieza que se funde con el vacío allí bajo la escalera.
Es un poco la fe en las señales que nos tiran desde todos lados. Todo porque tengo amigos que entienden lo plástico de la realidad, como un mar de petróleo cristalino desde donde agarrar aire, oxígeno y moléculas para abrir y mirar y ver las cosas que suceden donde no hay nadie, o donde están todos pasando sin detenerse. El presente nunca existe, el presente nunca vuelve.
He llegado a creer que es mejor que los cuadros que pintamos cuando vivíamos en la infancia, aquel lugar cariñoso y calientito lleno de saltos y cataratas donde viajan las alegrías y las inocencias y la continuidad de los darse cuentas, del ir y venir de los balones o de la solitaria compañía de nuestros padres que nos miran alegres, se queden ladeados y no rectos. Llegaste de otro país y yo te necesitaba tanto.

¿Cuáles son tus razones?



¿De qué sangre beben tus corazones?



¿Hasta cuándo harás amagues para no morderme mordiéndome?



¿Hasta cuándo buscaras la forma líquida que me hunde?

Nadie quiere decir lo que ocurre en verdad. Quizás nadie lo sepa. Pero los poemas olvidados en nuestra base, en el centro de operaciones desde donde emergen bellezas y fealdades y viejitas que bailan con nosotros mientras fumamos hierba y bebemos cerveza. Yo recito, tú tocas. Bueno, hay cosas que solo suceden, hay cosas que solo pasan, entendimientos que no tienen algún pilar desde donde construirse hacia eso que llamamos tiempo, pero que debería llamarse Arte. Pues, que cada vez que hay ausencia, cada vez que hay necesidad, cada vez que esa necesidad no es satisfecha, el silencio se hace más gigantesco y la belleza más imponente, y entonces desaparecen las ausencias y se llenan de hojas, de letras, de cariños y de insultos. De razones, de emociones y de llantos. Hay días, en serio, en que te quiero morder todas las vocales, y otros en que besar tus consonantes es el mayor premio que se le puede sacar a los días, pero siempre vuelvo a la liquidez, la informidad total, la deformidad total. Sí, lo volveré a repetir. No quiero que no me entiendas.

Son cariños mutantes
caídos en unas cloacas radiactivas
desde las cima de las imposibilidades
un lagarto verde y fluorescente
que antes fue mariposa
y mucho más antes
sorpresa

Todos sabemos que no hay capullos
la verdad es que si los hay.
y todos sabemos que no hay enigmas la verdad es que sí los hay

Y me gusta escuchar las melodías que resuenan allá lejos
en el teléfono
y ya no me importa estar cayéndome solo
callándome solo
callándome por correo
callándome por que tú me lo pides
no me importa
porque en algún sentido tampoco ocurre tanto
tanto ya como antes

Me impresiona sí, por supuesto que me impresiona, lo esperable de tus guantes de box intentando golpear la hiperquinética chiquilla de las vanidades, el negro del ego te echa agua en la frente para que no te canses. Soplas y resoplas y juntas las manos y te echas ánimos y vas y me golpeas a mí chiquilla que indefensa jugaba al luche mirando el cielo. Riámonos mejor. Sonriámonos mejor, si tampoco soy tan pobrecito. Pero que me llames complicado, tú, a mí, tu llamándome complicado es lo peor que puedes hacer (es el mejor golpe que me has dado). Bueno, hace mucho rato ya que dejaste de acompañarme. En el fondo siempre acompañaste a quien siempre has querido acompañar. Pero reírme mientras me golpeas dice muchas cosas de mi. ¿Masoquista? ¿Sade?
Suenan los timbres del error. Y el horror lejano nos mira serios y nos dice: respuesta equivocada chico, has vuelto a perderlo todo, para otra vez será.


¿Por qué a veces pareciera ser que lo entiendes todo?
¿Y después, solo segundos después pareciera que no entiendes nada?



¿Sí, es verdad?

Me cuesta creer que ya no seas.
en el fondo es algo que nunca he querido creer.
no me es fácil pensar que no eres
pero esta vez queremos fijarnos un poco más en las señales
ya todo parece indicar lo que tú has intentado decirme de mil maneras
y no sólo fuera de mí
sino que en los cajones de tu escritorio
en los rincones sucios de mi computador
en los chips que elevan estas lucecitas fantásticas
la ciencia, niña
la ciencia...


¿No te enojes tanto Cachetona,
que yo no me enojo tanto
que yo no me enojo nada
que en el fondo no me importa mucho
y por eso creo que no pierdo el tiempo
sino que más bien lo disfruto
disfrutando la forma oscura de tu liquidez
de tus sinapsis y tus detenimientos
de tus preguntas, de tus lamentos
te disfruto que quieres que le haga
¿Que te mienta?
¿Que te diga que no?
¿Que te menta?
Te disfruto porque soy un hedonista
no un masoquista, niña
no un idiota, niña bella
aunque sí,
soy un poco idiota.


Y estará tan mal disfrutarte como te disfruto, pensando en tus formas mientras el silencio se pone a hacer sus fogatas en mi pecho y me quema un poco, se pone calientito todo, y hay días, sobre todo cuando te luces con las reluces de tus simpatías, de lo encantador de tu inteligencia difícil de encontrar.
El silencio recitador
recitadoor
es decir
recita puertas
las abre de pareen par
para que entre la noche, para que entren las buenas, para que entre la ciudad, para que entres tú y entren todas las ellas, pero, fantásticamente, sigues separada del resto, misteriosamente no estás en el mismo rebaño, quien sabe porqué, quien sabe qué es lo que ocurrió en tu vida que te hizo así, lejana, horizontal, bahía soleada con inviernos ocasionales.

Eres tropical chica, eres celeste chica
y sí, eres chica
cuanto...
uno treinta?
la infinidad hecha poder
la eficiencia de la creación
eres último modelo chica
un humano lejos en tecnología
si fueras objeto serias un objeto altamente demandado
no
me equivoco
todos guardarían sombrías intenciones de tenerte
los más violentos harían planes para robar el dinero para comprarte
Pero sabemos también
que cuando los exagerados
cuando las hecatombes relucen allá colina abajo
a uno le dan un poco ganas de esconderse
un poco ganas de vomitar
y un poco ganas de decir
no seas idiota chico,
no digas tantas cosas buenas.


De todas maneras te he dicho cosas malas. He intentando aserrucharme las alas que me diste un día sin querer darme nada. De esas alas pocas plumas quedan. Ahora vuelo con alas propias, y vuelo más atento que antes, no vaya a pasar, quizás no esta vez no sobreviviría, que pierda otra oportunidad de llegar al paraíso de nuevo.
Gracias.


Me gusta ser libre. Me gusta no tener muchas consideraciones a la hora de decir lo que creo. Quizás porque el resultado de todo esto, como ya lo he dicho más arriba, no importa tanto como todo lo que pasa en el camino. La forma en que se dobla la realidad, en que se abren como un abanico los espacios naturales del tiempo. Naturaleza muerta. La naturaleza, chica, no está muerta. Tú bien lo sabes.

El miedo que aparece acá en el estomago. Siempre es un poco lamentable cuando las personas aprenden a vivir sin sigomismos. Cuando la verdad comulga con el policía que metió preso al misterio, a la magia, a la seducción. Es que no es fácil olvidar lo bello de esos días persiguiéndonos, buscándonos, anhelándonos. Quizás para ti es fácil, todo lo haces fácil. Pero para mí no, pero también porque no quiero.

No pues, no es fácil olvidar, tampoco es justo olvidar todas las cosas que sucedieron en esos días. Y para eso tengo espacios en blanco, para rayarlos como un loco con los lugares en los que no estás conmigo, en los que te deseo y en los que no escuchas todas las historias y las impresiones que guardo para contártelas otra vez. Soy aburrido, lo sé, lamento aburrirte. De todas maneras no hay que ser tan inteligente para encontrarle ese quéseyo a los aburrimientos, basta un poco de libertad, basta un poco de voluntad, basta que quieras reír de nuevo. Sabes volar, chica, el problema es que te cuesta despegar. En el fondo estamos más que capacitados para reventar por dentro todas las palabras y dotarlas de un nuevo significado y lo que nos da miedo es saber de todo lo que somos capaces juntos. Quizás no a ti, a mí sí. Pero me excita, me tienta, me llena de hambre verte de nuevo moverte por el espacio. ¿Qué importa si te aburres? ¿Qué me importa si tratas de pincharme porque estas un poco herida, porque mis palabras se han, una vez más, sobrepasado? Me gusta molestarte, aunque te alcance a molestar bien poco, pero los jueguitos de la pesadez tienen algunos ingredientes secretos, algunos ingredientes afrodisíacos. Aunque nunca he visto a panchofrancisco y a franciscopancho trabajando arduamente para ruborizar tus mejillas como corresponde a cualquier mujer blanca como tú cuando la agitación es inevitable, cuando la agitación es placentera.

Nadie que abuse del sistema de globos aerostáticos puede pretender ser tan terrícola. Y ya ves, está más que comprobado, te cuesta, aunque haces tus mejores intentos, te cuesta quedarte con los pies puestos en la tierra. La ciencia una vez más ha fallado. Porque bajas a revisar uno que otro papel, bajas a mirar una que otra cosa fantástica que ha sucedido a la altura por la que se mueven las serpientes. También a la altura en que la normalidad tiene todo lo bello que puede contener. Estamos equivocados chica, tú, yo, todos, la manzana está preciosa, la manzana está feliz y vuelvo a tener ganas de tenerla para mí, de beber como un vampiro de la paz de su sencillez, todos nos cansamos a veces, la complejidad, la atención es peligrosa y tiene demasiados barrancos por los que caerse. Y mi camino que empezó con su fin, con el fin de lo nuestro me ha hecho extrañar el hogar, ir, llegar allí, cocinar con ella y ver una película acostados en su cama, en la cama en la que tantas veces me acosté con ella, en la cama en la que volados hablamos de nuestros mundos tan distintos, en donde yo pocas cosas tenia para decir que a ella realmente le interesaran, pero maravillado de sus conmovedores esfuerzos por tratar de entenderme y yo a ella, hasta que todo se fue al cuerno. La manzana está preciosa, la manzana está feliz.

No estás, arriba y abajo a veces, pero yo no tengo idea dónde estás.

¿Qué es lo que te ocurre?

¿Por qué dices que pierdo mi tiempo?

Tú no sabes o quizás no quieres ver la forma de nuestras conexiones. ¿Las evitas? sabrás que algo sabía yo que iba a pasar, que sentía tus pensamientos pasando sobre mí y sentía el calor de tu existencia nuevamente, uno o dos o tres días antes de que te volvieras a acercar, que sabía que no leías nada ya, no sé cómo, y por eso jugaba con las letras para ver que sucedía, que el día antes de que volvieras a hacerme personaje de tu aroma nuevamente, encontré por casualidad unos cuentos en donde la protagonista llevaba tu nombre, una tocaya que había leído los mismos libros que yo: Tolstoi, Chejov, Gogol, Cortazar... y otro cuento más donde la tocaya misteriosa relataba un encuentro amoroso... quizás otro malvavisco, más joven, pero que se estaba enamorando de alguien más grande, que era, además salvaje, y le decía que a ella nadie la puede tener, pero que le gustaban los intentos de tenerla. Pensé en buscarla hasta encontrarla, te recordé de inmediato, me asusté por el azar, me asusté de que el universo volviera a jugar con esas extrañas cosas que hacen pensar en que hay algo ahí que apenas percibimos y que no vemos ni por si acaso.
Basta ser un poco más atento de lo normal para ver lo que nos está diciendo el mundo.

Hey, lo sabes
el mundo habla
el mundo se mueve
el mundo piensa
el mundo es demasiado bello para no aprovecharlo con la gente que te permite más placeres
que te lleva más hacia ti o hacia allá y te hace reconsiderar nuevamente las posiciones de la poesía, las posiciones de la poesía en el mundo. A veces es por ti que nacen formulaciones lunáticas sobre cuándo y por qué y para qué escribir.
Me gusta que escribas, me gusta poder hablar contigo, pero usted, pero usted
bahía tropical con inviernos ocasionales
a veces no quiere hablar
es una extraña deformación
una parte de ti que no conocía
que no me esperaba tampoco
chica, (recuerda que todos los "chica" suenan con acento cubano)
quiero que me sigas sorprendiendo.
No sabía que querías morderme también
sacarme de a poco los pedazos de mi altivez
y verme, una vez al menos, tirado en el suelo
mientras tu levantas los brazos y dices
al fin
mueres, maldito
al fin
no necesitaba hablar más contigo

Pero las cosas se acaban, sabes?...
todos lo sabemos
las cosas se mueren, sabes?
y tu pretensión de ser mi enemigo es sencilla
te basta con ser algo para mí
a mí también
me basta
pero me da hambre de todo lo demás
porque has abierto la caja de pandora
tú la abriste
tú sabías lo que estabas abriendo
sin embargo, valiente, seguiste abriéndola
te volviste loca, te volviste COMPLETAMENTE LOCA
y después de derretirte
de derretirnos bajos los árboles y el calor
no fuiste tan capaz de jugar todo por una mano de póker
que no se veía tan buena
mejor para mí,
mejor para ti

En el fondo no te creo nada, sé que creerte, tú haces lo mismo conmigo.
¿Somos seres humanos, sabes?
¿Te ahogas cuando no puedes volar, sabes?
por eso la cara de angustia
no por lo que haya escrito yo antes
que quieres que te diga...
¿qué cosa es verdad?
¿con quién hablas en verdad?
en verdad quieres saberlo...
en verdad siempre lo has sabido
soy tu espejo, chica
soy tu espejo.

No es necesario que te lo repita tantas veces para que me creas, tu también lo sabes. Lo supiste siempre, desde que comenzaste a jugar tu jueguito, tú comenzaste todo, tú me agarraste de la mano y me tiraste para que no me despidiera de ti solo con un buen y amistoso apretón de manos, sino que fuera un beso en tu mejilla derecha, en tu globo aerostático derecho o izquierdo, casi no tiene importancia
aunque en verdad, como todo es poesía (en serio, créeme), tiene todas las importancias
tú fuiste quien se desesperó porque la traté mal, porque le dije que quería estar solo
porque no quería que estuviera al lado mío
entonces, qué quieres que haga
si sigue preocupándote lo que diga o piense de ti
no digas que no, no seas orgullosa
escúchame bien
yo soy tu espejo

Y lo hago así, con esta claridad porque me has acusado de tantas cosas
insultos bastante inteligentes pero que apenas me tocan
excepto que en verdad sólo entiendas la beneficencia
me entiendes
no me entiendes
estás
no estás
tu alma está confundida, chica
rebotar es algo que suelen hacer las pelotas de plástico
las pelotas de plástico que viene cayendo desde una altura inmensa
pero no las personas que quieren jugar
o disfrazarse de gente común
lo sabes, chica
usted no es común
usted es una bahía soleada con inviernos ocasionales
usted es un humor particular
usted es cansancio y molestia
usted es odio y preguntas
usted es mi meta
usted es el lugar en lo que yo quiero estar
usted es, también, el lugar en el que no quiero estar
usted es mi espejo.
¿Entiendes?
mi espejo.

Soy dueño de eso que rebota en ti y viene corriendo hacia mí
yo soy dueño de eso
yo me gané eso viviendo la vida
atento a los vuelos, a los círculos, a los triángulos
no te enojes Bahía
no te enojes pulga
que no sacas nada excepto malhumorarte
 porque
se te hace imposible liberarte de mi
soy dueño de eso que rebota y que se multiplica al infinito
los espejos se miran y se achican allá lejos en el futuro
y allá lejos en el pasado
aunque, puede que todo esto no pase mas allá de poesía
chica, no hay ninguna diferencia entre poesía y realidad
chica, soy un hombre nuevo y tengo mucho poder
chica, me renuevo con cada sol que sale en el este
muero con cada sol que muere en el oeste
vivo con cada hoja caída por el otoño
muero con cada perro atropellado en las carreteras concesionadas por el estado
hagamos un país y le ponemos el nombre de nuestra banda
hijos de la caja de pandora
nacidos del caos y de los libros
brotados en los días más calurosos de la primavera
hermanos de sí mismos
y libres de pensamiento
hijos fascinados de las estrellas
hagamos un país y le ponemos todos los nombres
se lo cambiamos día a día
sentados frente a frente
pensando en cómo expandirse en las llanuras de la ciudad
en cómo esquivar las cloacas que traen y llevan gente
a sus trabajos
a sus hogares
estamos aquí para abrir ojos, chica
estamos aquí para asomarlos a todos a la belleza
para que otros nos lean y entiendan porque somos adictos a las palabras
y porque nos gustan los reflejos.
Fuimos nosotros los poetas, hermana mía
quienes entendieron primero lo que decía el agua con sus reflejos
fuimos nosotros, amiga mía, los poetas
quienes primero bajaron de los árboles
quienes pintaron las escenas en las cuevas
fuimos nosotros, los que saben llorar
los que ríen como nadie
los que aman como ninguno
nosotros, los poetas
¿Quien inventó los besos?
los poetas
¿Quien inventó la libertad?
los poetas
¿quien hizo el amor por primera vez mirándose a la cara?
los poetas
Adán le puso el nombre a todos los animales
el primer hombre nació poeta
poeta
un nombre que vuela
un nombre que enferma
un nombre que aceptado es la potencia misma de la existencia
eres mi hermana, chica
eres mi hermana de sangre,
eres mi hermana de oficio,
eres el destino.

Hagamos un país y le ponemos poesía
y en cada rinconcito ponemos palabras hermosas
y tratamos de observar que le ocurrirá a nuestros compatriotas
cuando se encuentren con que dice "caballo" ahí detrás de la tapita del vino
¿Que pasará cuando se den cuenta que en sus calzoncillos dice "océano"?
la gente de nuestro país se juntaría en las calles a hacer poesías con las palabras de todos sus objetos
televisores, automóviles, calzoncillos, maceteros
¿Que dice allí?
"un caballo nace desde el océano"
En nuestro país las cosas siempre serán más que cosas
las cosas, en nuestro país, serán completamente felices
las cosas tendrán toda su vanidad satisfecha
el hombre viéndose a sí mismo
maravillándose de sí mismo
el hombre es poesía
el universo es poesía
poesía eres tú
poesía soy yo

Seamos adolescentes todavía
no envejezcamos jamás
envejezcamos siempre
seamos los más sabios de la tribu
salgamos a cazar juntos algo para comer, hermana mía
¿tendré que entregarte para que juegues con otros poetas?
por supuesto
seremos viejos satisfechos de todo los recuerdos a los que podemos acceder tan libremente
cansados ya de las mentiras que nos tiran desde todos lados
inventando miles de vidas que pudimos tener pero que no tuvimos
porque estamos hechos para crear
día a día
en cada segundo
en cada espacio que se abre portentoso a nuestros ojos, a nuestra alma
¿Quieres que te mienta?
estoy enamorado de la felicidad que brota
por aquí
por allá
por eso quiero tenerte cerca
por eso quiero ver la forma en que inclinas el lápiz para escribir
por eso quiero memorizar la forma en que mueves la boca para comer
por eso quiero tener como recuerdos y como vivencias tus gemidos orgásmicos
por eso quiero abrazarte siempre que te veo
porque soy Poeta
y no lo niego
y nunca lo negaré.

Somos hijos de los silencios llenos
ambos hemos visto la electricidad de las paredes invisibles que nos rodean
tú sabes que yo sé
yo sé que tu sabes
conocemos la forma de las vanidades de los que nos acompañan
nos conocemos a nosotros mismos
sabemos adivinar las emociones que se juntan en la comisura de todos los labios
hemos aprendido a interpretar las reacciones de los ojos
nos amamos por eso
hemos aprendido a tocar con las palabras las almas que nos siguen
podemos abusar de ellas
violarnos en palabras de mentira porque somos poetas
podemos jugar a admirar y a abrirnos puertas moviendo la lengua
sabemos todo eso, nuestros cerebros están llenos de certeza
están rebosantes de señales, de símbolos, de significados
y queda espacio aun para ver más cosas... la vida se expande
el universo, amiga, nunca se detiene.

Y Quiero que lo sepas
si el universo no se detiene
entonces yo tampoco me detendré
es este el momento para intentar escaparte de nuevo
es ahora o nunca
vete amiga mía,
aléjate de mí para que no nos contagiemos tanto de la poesía que abunda en nuestros ojos juntándose en los espacios vacíos.
si el universo no se detiene
yo voy a seguir intentándolo
porque soy Poeta
y los poetas no se rinden jamás.

0 Mapaches:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs

Seguidores