miércoles, 29 de julio de 2009

A la deriva.

Primer intento.

Como algunos piensan
no es tan malo andar a la deriva
sea por el tiempo-espacio
sea por la ciudad.


Segundo intento.

No es tan malo andar a la deriva, como la mayoría piensa. Digo, andar a la deriva, CONSCIENTEMENTE a la deriva. derivarse, dejarse derivar.

Definitivamente no.

Veo más claramente cosas
como los deseos del hombre
veo por que buscan con tanto afán cosas sin ninguna importancia
relativa -si es que realmente consideraran seriamente sus propios pensamientos, quizás, ahí en la consideración y  la reflexion seria sobre sus pensamientos se de cuente en el inmenso abismo en el que está parado... y luego se dirá, la cuestión en el fondo es... si me ahogo aquí o me ahogo ya o allá.  Astuta solución, pero insuficiente, como se comprobará la
            LA
                                    orara
                        Com
            PRO
                            va lala - los lalalas han de sonar cantaditos-
                    con esa parte del "Iban a desaparecer" de mi Tío Carlos García
            ese que toca el piano
                            
rememoremos:

            ...Astuta, pero insuficiente, como se comprobara. Lalalalala.

para que quede claro: es en este punto en donde se cierra el guión abierto hace unos 40 segundos si es que usted leyó mas o menos lentamente. Entonces lo cierro... miren! aquí está -

ni absoluta.

Andar por la calle, mirando los rostros de mis hermanos muertos. Todos muertos!! uno que otro se conmoverá de mi presencia,
(aun no logro estimar con seguridad si mi presencia es de corte violento
o de corte pacifico
si es de corte bienrecibido
o más del estilo non grata person.
Nel
aun que sí me ha pasado que he sido bien recibido y echado en distintos lugares...
incluso en los mismos lugares en tiempos distintos... por causas mas o menos parecidas
golpes de por medio
amenazas de golpe de altísimas figuras de la política universitaria).
.


Tercer y definitivo intento.

Andar por la calle no es tan malo como parece
engañar la dirección del mundo
haciéndole regates a las horas
y las decisiones
cerebros y pies
desconsiderándose mutuamente
que fragmentado que es andar por la calle
que total
que irse por donde brillan las mariposas
que acostarse en el parque y leer un rato
Entrar a la biblioteca nacional
y visitar los museos
hasta que haga frió
conocer los cafés de las esquinas más pobres
en luces y en parafernalias
donde la música que suena es demasiado cebollenta para mi gusto
y caminar pensando en los cómos, en los porqués y en el futuro
-no tengo hoy muchas ganas de ser demasiado original-
Mis pies
calibrando miradas
recogiendo impresiones
reirse solo de ciertos recuerdos
(la triste puerta meada de algún pobre inquilino)

Mirar con más atención de la debida
-la realidad sonriéndome porque la estoy mirando a los ojos
y duele porque nos amamos-
Las colas de los perros
el comportamiento singular del frio y de la luz
No voy a negar que a veces me tiemblan las manos
no voy a negar que cuando llega la congoja
el pecho como que se me sale y se me desparrama
y canto cosas terribles sobre mi persona
y me destruyo a mi mismo reprochándome mi conducta vagabunda
arguyendo los argumentos de siempre
sin considerar que hasta los árboles no son siempre verdes
y que las manzanas no son siempre rojas
y que la semilla se pudre.
Y que es mentira quese nace una vez
o dos...
uno nunca termina de nacer.

Los argumentos de siempre
que hacen del mundo una mentira
Los elefantes no terminan donde acaba su sombra
la sombra no termina donde se confunde la oscuridad
nada de eso
de tanto en tanto el aburrimiento es soportado gracias a los sucesos paranormales
y a la clasificación y desclasificación de las señoras gordas del centro de Santiago
y las señoras flacas de Providencia
haciendo tirurás con su perfectísima presencia prefabricada en tiendas exclusivas y no tanto
eriguidas en la pomposidad de sus nalgas
y hermosamente terminadas en su hocio en puntahaciadelante.

me las imagino esforzándose para verse como se ven
cuantas cremas veo pasando por la calle
cuantas "miradas en el espejo" esperan ansiosas la luz verde
me pregunto si les dará miedo mirar su propia mierda
flotando en el water.
Y ese es el problema
esas señoritas que se dicen civilizadas
aun creen en las armas de guerra
llevan municiones en cada axila
para disparar miradas de desprecio
o de ahoganía existencial
leen poesía como si se tratara de ponerse anillos
si es que leen
la mayoría vive en una absoluta concentración en el propio ombligo
dibujando los paisajes cotidianos con los colores de la televisión
o la música copiada y repegada y recopiada
de síntesis ultraresumidas de la emocionalidad
estos brutos creen que hasta los sentimiento se tipifican!
estos brutos creen que el mundo se arregla con ir a misa!!!

A mi el mundo no se me olvida tanto
y ese es precisamente mi problema.









0 Mapaches:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs

Seguidores