martes, 3 de noviembre de 2009

La poesía de la semana

La reorganización de los albures melonésicos *(pié de página 3)
se movía al extraño ritmo de la indeseabilidad farsante
que convive con las ratas
vanidosas ratas bajo las cloacas.
Con esa naricita que permite tanta debilidad labial
y la horroza distancia precisamente ahi
entre el labio y el incio nasal
por eso uno como que dale que dale con eso de insistir
o de gritar
norazonesparavolveralascloacas,
dicen como las mesas y las tazas puestas en escritorios del computador.
Encima que uno quiere hablar de otra cosa
cantar acá
como burlandose, de nuevo
otra vez
aburrido de burlase de nuevo una vez más
nadie de quien burlarse
pero puedo contar
digamos, para salvar tanta hoja en blanco
blanco blanco
Que *(pie de página 1)

y digo la verdad
cuando trato de desmetamorfizarlo todo
y volver a su lugar verde y primavera
sola la primavera montaña con el sol saliendo feliz todas las mañanas
y un calor que a veces frio, amigo mio.
Y claro que el recuerdo vanidoso de una palidez gastada
ya no sirve para estos juegos, pero eso es alivio de olvido
(Olivo de Olvido
Olivia se olvida)
pues no me importan ni los ceros ni los unos
¡Quiero
                        VI
                            DA
            quiero
                        CAR
                                    NE!
no especulaciones en pantallitas verdes con números
Y que el Dow Jones levanta una manito para el cincuenta por ciento
                        de
                             la
                                   corporacion (cuerpo y canción, eso quiero yo)
arriba la manito
y los deditos sacudiéndose ansiosos por ser propietario único y beneficio total.

Y digo la verdad
que después de meterme drogas en las venas
y estar nuevamente una vez más
caminando solo con una caja de vino abajo de la axila
casi avivo una revolucion espontánea
contra las micros numeros 210 que pasan en Vicuña Mackenna
pero que no nos paraban porque eramos muy pobres pobres
y mas encima yo soy negro y estaba un tanto con
con la sopaipilla pasada
-aunque puede ser mentira-
y que el día anterior ayer
antes de ayer ayer
manché con un ketchup poético
un librito cortazariano
en presencia de edermaxchaparra
acto que sirvió para una avivada polémica
después de un partido de futbol
donde ganamos 10 a 5
y en el que yo di dos pases goles
porque mi mal estado fisico no me deja
jugar mas de diez minutos seguidos
y hacia calor porque eran las tres de la tarde
y uno se deshidrata rápido
pues soy de Sudán
este último dato corroborado por Populais *(pié de página 55)

Entonces sentados ya un poco un tanto todos
enchelados
se abrió el frente de disusión entre dos poetas con pretensiones vivificas
y nunca casi nos fuimos a las manos
pero es bueno decir que si
porque tu sabes que el relato de uno mismo si que importa
pero estamos de acuero en que eso es una burda mentira
y hay que preferir la honestidad
pues si no para que...
si ya nos mienten desde todos lados
mejor unos ojitos cristalinos donde se pueda ver el abismo
que somos llenos de creacion y miseria
belleza y que se yo mas
pero que amor, porque amor y primavera no se dividen
aunque sexo en su reemplazo ante su ausencia.
Y el pobre libro rojo lleno de ketchup
que tuve que hacerle una poesía (esta poesía)
para salvarme del dolor y el arrepentimiento
(aunque ahora no tanto)
pues si no nada significaba aquel acto
que terminó con el fallecimiento etílico del pobre libro aquel
-el libro se encuentra en coma estable-

Digo la verdad
cuando me atrevo a contar en verso
rítmico más que rímico
que me acerqué a unos hippies
desos que tocan en las micros
y que son más bien hippies clase media baja
porque tienen el pelo más sucio de lo
hippimente permitido
y a veces les faltan unos dientes
y el sol les ha curtido la piel
no como otros hippies (ortos hippies)
que a uno le caen bien porque se puede conversar
pero tambien a veces a uno le sale el resentido que todos
los negritos llevamos dentro y:
¡Sale de acá jipi culiao!
Porque estaba un poco molesto
con el hecho de que las dosdieces (210)
no nos pararan y pasaran más bien llenas
en dirección puente alto-bella
y la gente amontonándose en el paradero no hacer nada
y vi una guitarra y le dije al jipi sin dientes que me dejara tocar una canción
me dijo que no, pero me convidó a escucharle
mientras otro jipi tocaba su armónica
yo escuché y el otro jipi-armónica se enojó
porque no me dejaron tocar y le dijo
"no me gusta estar con gente egoista"
a lo que yo, profundamente ofendido con el egoismo del que no tenia dientes
"dije, a mi tampoco"
asi que el jipi sin dientes se quedó sin público que lo apoyara
y tuvo que marcharse
momentos después -mejor escribir esta parte de la historia en prosa-

    Volvió la cosa morena con jeans gastados y una polera ploma, que sexy una tetilla ahí, al lugar anterior donde había estado tan cómodo escuchando la música sonando asi y volvió tambien ese jipi al que no le gustaban las personas egoistas. Nadie recuerda a ciencia cierta como fue que comenzó el diálogo, que terminó con un encedidísimo discurso de la cosa negra y ploma a viva voz para que todos los humanos-paraderos escucharan, mientras el jipi al que no le gustaban las personas avaras, hacía las veces de moderador y le ponia el toque de mesura-jipi  que no gusta de la guerra de vietnam, y tambien porque era más viejo y habia existido en "plena dictadura" -como se suele decir- y era hijo de los traumas que ese señor, que recibió un encendidisimo gargajo mientras estaba muerto en su ataúd, y que responde al absurdo apellido de Pinochet, le dejó a unas enterisimas y tristes y privadas y privatizando y privatizadas generaciones de chilenos olvidados de su pueblo entre las deudas y dicom, pero que trabajan por parecerse más a ese comercial de "vida bien" donde la gente sonríe porque los fideos estan muy ricos y el hijo metió un gol y todos tomamos Cocacola.
    La cosa ploma-negra seguia hablando y ya se iban acercando uno que otro humano-paradero que quería también comenzar a hacer una revolución contra las dosdices que no paraban, pero que ante la ausencia de un plan y la indiferencia mas bien general de los otros humanos-paraderos, mejor asentimos y  nada más y decimos que si, aunque la cosa negra se fue contenta de que al menos el discurso le haya salido bien y de que algunos hayan asentido y levantado las manos en son de apoyo...
    La cosa negra, completamente frustrada ante la imparabilidad de las micros que no pensaban en llevar mas gente porque iban sumamente repletas, decide entonces caminar hasta donde alcance por la hora y la distancia, pues se habia comprometido a llegar al menos a Parque Bustamente donde lo esperaba una cita romántica. Asi que miró al jipi anti tacaños y usureros ly o dejó a cargo de la comisión no-violenta de la nueva facción revolucionaria parader-ofloridana y se fue acusandose a si mismo de ser un pendejo brutal, en contraposicion con la experiencia mesurada que sus años de jipipelilargo le habian proveido a su santidad, Comandante Anti-egoismo.

    Reflexionaba ofuscadamente la cosa-negra sobre las posiblidades de hacer un levantamiento general contra las doscieces indiferentes ante la necesidad exagerada de transporte con fines etílicos. Pensaba mientras caminaba, lo repito, yo lo ví, completamente enrabiada e iracunda, esa cosa negraploma. Y pobre de que alguien se atreviera a gritarle algo a la cosa ploma y negra, pobre... porque ninguna palabra lograria frenar el impulso muscular que moveria el brazo  empuñado en direccion a un rostro risueño ante una broma creativamente floridana como solo los floridanos saben hacer, porque comemos mucha carne y tenemos grande la panza y no salimos a correr en las mañanas en las pocas plazas que nos dejan las inmobiliarias que gozan con la imparable explosión demográfica que nadie puede parar porque la Iglesia y sus chamullos que no condón ni pastilla porque es pecado y dos celulas juntas son vida... como los átomos y los cuarks, pero claro que si que podemos esclavizarlos a todos bajo un perverso sistema económico que unas rubiecitas virgenes hasta el matrimonio que se reproducen solo con fines sexuales, pero al revés, protegen escudadas en una desmesurada inconsciencia feliz.
    Más o menos a la altura de Mirador, la cosa negra-ploma-tetilla y sudor, decide comprarse un vino y caminar largamente hasta Parque Bustamente sin detenerse a esperar ni dosdieces ni nada porque ya, al parecer, estaban sumamente decididas a no pararle a nadie, esperando que la noche y la locura le trajeran sonrisas y cosas que escribir posteriormente después completamente sano y aburrido en alguno de los computadores de su casa, no el suyo, porque el suyo estaba un poco enfermo y no prendia la pantalla.
    Asi caminó la cosa negra-ploma mirándose los pies y las zapatillas sumamente gastadas que luego, al otro día, en la otra mañana despertada en un departamento del que no era inquilino se dió cuenta, la nube negra, que la zapatilla estaba verdaderamente rota en su parte planta del pie, tenia un oyo por el que le habia entrado mucha agua en esos días de lluvia que llenan de humedad líquida y cúbica grandes avenidas arteriales del gran Santiago y sobre todo de La Florida. Esto porque las inmobiliarias y el gobierno concertacionista de su parte transgrede en cualquier direccion la ley para seguir poblando la ciudad de trabajadores angustiados por la televisión y el porcentaje exagerado-manipulado de robos.
    Sin embargo, de todas las cosas que pensó, invento y dijo la zapatilla negra con oyos, no se tiene registro porque es muy dificil registrarlo todo mientras se esta caminando solo con un vino en bolsa negra por si vienen los amigos verdes.
    Asi que a la primera cuestión interesante a la que accedió, la zapatilla decidió detener su movimiento periódico y sentarse a hacer preguntas y a ser preguntado por un ser bastante abyecto de rostro y de vestimenta pero que prometía una sustancial recompensa histórica. Como veremos, la intucion del fantasma negro con zapatillas rotas no colindó con el error.

    Era cierto, como era cierto que este ser encontrado muchos paraderos más abajo del paradero incial venia del Quisco y vivia en la calle, y cantaba en las micros canciones de amor que le cantó a la asombrada Zapatilla, haciendo con las palmas el ritmo del tambor en los asientos de metal de los paraderos transantiago. Era cierto, como era cierto que ese ser que la Zapatilla encontró sumamente humano personaje, era bastante poco agraciado para la versión europea modelística de la belleza de la que la Zapatilla aunque quisiera, y lo ha intentado honestamente, no puede deshacerse de una buena vez por todas, porque: ¿Que importa la belleza facial? Pero es imposible cuando los ojos y las siluetas correctas han sido una de las cosas que uno aprende más rápido inyectándose impercederamente en los recobecos más inencontrables de la inconsciencia en sentido psicoanalítico.
    Era cierto, como era cierto que la madre de la Fealdad Cantora, le dijo a su hijo, hijo esfuerzate y se valiente y ve a la capital a buscar suerte. Cosa que la Fealdad Cantora tomo al pie de la letra pero sin mucho éxito hasta el momento. Aunque la Zapatilla Rota, profundamente conmovida, al despedirse, abrazó a la Fealdad Cantora y le deseó suerte, pues todos los poetas son amigos, y más si ambos poetas son hijos de la fealdad aunque en distintos grados. La cosa negra-ploma cree estar unos grados mas cerca del cero que la Fealdad Cantora. Siempre, eso si, en el sector menos menos del plano cartesiano. Aunque, como todos ya sabemos, el menos menos da como resultado el más, como Cristo también lo sabe, pero no el Opus Day.

A continuación los pies de página:

3. El escribiente al revisar lo escrito trata de buscarle un sentido a este primer verso, pero no le encuentra ninguno y se dice a si mismo que solo fue el caotico inicio de toda la creación posterior.

1. Cuando el escribiente se dispuso a ser una minuciosa revisión de lo escrito, vislumbró este "Que" suelto y entendió que fue producto de una idea que jamás llegó a concretarse, pues, la velocidad con la que se enfrentó a la hoja en blanco no permitió que esta se materializara en los símbolos que forman las letras que forman las palabras que forman las oraciones. Corresponderá, entonces, al lector instruido y al no tanto, intuir o crear lo que viene a continuación permitiéndosele extender infinitamente lo creado, pues este mal llamado defecto bien puede ser tomado como un agujero negro o un big bang expulsor de nuevos átomos enérgicos bioquímicos.

55. Populais es un conocido político universitario que a la fecha en que el escribiente se atrevió a producir este cantidad de absurdo, ocupaba el poderoso cargo de consejero Fech.

A continuación el post scritum de lo escrito:

Y no miento cuando digo que
esa misma noche
pidiendo un cigarro
un rubiecito alterado
quizo abofetearme
abusando de su poder de clase
porque yo le había insultado
mientras caminaba cruzando las calles
saludando a los autos detenidos
y algunos sonreian y algunos no
y que
llegándo al lugar al que me dirigia
chelas y orgías
y felices para siempre
amén.







0 Mapaches:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs

Seguidores