jueves, 15 de julio de 2010

3,14...

Me destiné a jugar por un momento bajo las capas oscuras de la nieve enferma

Y el cajón se abre y se cierra

El error aparece

Te come po

Co a po

Co las entrañas

Y de pronto un zumbido

Todo para, todo se detiene

En la estación de la Nada.

Entonces abres los brazos e intentas suspirar

Y apenas de tu exhalación salen autos

Personas caminando veloces

Bocinas, ruidos de autobuses colectivos

Micros recorriendo avenidas

Recogiendo, agarrando destinos:

Voluntades de dirección

Ocupaciones que no espantan ataúdes

Y no se acercan a la Unidad.

Y rebota nuevamente la luz

Y forma un rostro que ha reído bastante (lo noto yo parado en una mesa de roble)

Una boca abriéndose para recibir la lluvia que cae.

El inútil pensamiento sobre el pensamiento (medio sarcasmo y medio)

Que es como un abismo, un hoyo

Un agujero en que el límite es una estructura en crecimiento

Una maleta vacía (perdida en alguna ciudad, en algún aeropuerto, confiscada en alguna aduana)

Una taza de té que nadie sirvió

Un libro que nadie leyó (algunos lo revisaron curiosos y lo dejaron con asco)

O que nadie entendió (no es posible que sucedan ambas cosas)

Entonces los relojes, los lugares comunes

Los pasos de cebra, las farmacias

Los bares allá distantes

Allá una botella que se voltea

Que se rompe en la vereda

Se hace trizas y sus reflejos

Son tus reflejos

-Tus reflejos cada vez más viejos

Acostados en la cama de paja de la experiencia donde se pierden un poco los alfileres de la alegría alérgica de la inocencia-

Se hace trizas y tus reflejos

El reflejo de TODO rebotando en universos (versos unificados) convexos o cóncavos e ininteligibles

Rebotando en la luz energía, moléculas con nada

Como gas, como el sonido en movimiento que empuja la materia que llega a los oídos

Que todo lo rebasa como si la realidad fuera un vaso y el sonido un líquido violento

(Algo vibra… todo vibra)

Se oye la decadencia desafinada de un yo en do bemol

Un do borracho que desciende, como siempre

Hacía una ataraxia demasiado soportable y por lo mismo, demoledora.

Es un elástico que ya no se esfuerza, le es imposible sostener…

Resignación.

¡Todo Flota en la nada!

¡Todo flota encima de la muerte que es la que más canta!

La muerte, la hermana que siempre triunfa,

Aunque ciertas especies encuentren sumamente necesario fundarse a si mismas

En torno a una superioridad idiota

Afirmando sus pasos en el horror del mundo

Encontrando sus puntos de equilibrio en un clavo crudo

Una guillotina entrando con la velocidad de la catana en la espalda

De los que se conforman moviéndose como se mueven las serpientes

Creando los infiernos colectivos relacionados entre sí, simbiosis caótica de la continuidad

Totalidad, nieta oscura de los burdeles del deseo y de la voluntad de poder.

O es la bestia roja que no aparece en entre los árboles del bosque

Bestia roja crucificada

(Disipándose a la espalda del horizonte)

A la vista de todos los escarnios

Sin un Lama Sabactani.

Y es abajo

El sol nace en el infierno

Donde los libros amados (actitud teatral)

Han sido manchados con sangre de tomate (cara de tragedia)

O esta otra ciudad (esta en la que escribo esto y que no pronuncio para no ser tan cursi)

Donde se perciben más claramente

Las torres de babel que cada uno construye a su modo

Para llegar a un cielo que la…

¡La repetición de las edades!

Derrumba, derrota, y confunde

Y las capas, los calzoncillos que hay que lavar

Distancia generacional.

Mentiras creadas

Errores de percepción

Expectativas no cumplidas

Ahogo de mujer

Esclava de un mismo cuerpo…

Unos ojos se derriten en medio de una terrible escasez de palabras

Una terrible falta voluntaria de estilo –metarealidad del poema, o relato del relato-

Otro perro agoniza

Permiso

Le daré el tiro de gracia

-pi-

-PI-

3,14.

0 Mapaches:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs

Seguidores