viernes, 2 de noviembre de 2012

Dos poemas evidencia de que cualquiera escribe como Benededtti

I

Estoy contigo, Canéfora
Te escogieron mis ojos
o mis manos o mis ojos
No importa
Te he escogido para siempre
elección irrenunciable
nube y espacio
o pedazo de pasado
irrenunciablemente
te regalo mi futuro
lo quieras o no
es tuyo.

II

Te veía en un jardín de cemento
y yo renunciaba a saludarte

porque despiden polen destilado
tus movimientos, margarita,
petalito de rubí.

Y el polen es polvo para los ojos
que entre ellos no distingue
pero alegre el corazón que si lo hace
dejándose embaucar por la insistencia
porque te metías por mis ojos callejones
y aún así te hacías la importante:
me ignorabas.

2 Mapaches:

Anónimo dijo...

Al parecer no cualquiera.
Suerte la próxima...

Daníclates dijo...

Es una broma, no se enoje, pero revele su nombre.

Publicar un comentario

Mi lista de blogs

Seguidores