lunes, 12 de agosto de 2013

Un poco de Honestidad


No puedo no ser yo cuando caigo
No puedo
Soy un dragón lleno de violencia
y en mis ojos está el abismo
-yo se que tu lo sabes-
Abismo, fuego celeste y desesperanza.
Un lugar, un camino trazado, una línea, una distancia
yo veo la luz que al fondo brilla
yo tenso los músculos de mi espalda
empujo con la fuerza de mis brazos
me quedo mirando tranquilo
y serio
y hondo
y profundo
soporto el escarnio de otro que ríe
la burla de otro que vuela
y soy firme y valiente
aunque soy hijo del delirio
no puedo no ser yo cuando caigo
el delirio es mío, me pertenece
yo lo hice mío cuando fui un triangulo
cuando era una bestia rabiosa suelta en medio de un baile de cortesanos
la elegancia, la vanidad y la apariencia
son un arte joven en mí
prefería la brutalidad, es decir, la honestidad desnuda de lo humano
y no tanta mentira
aquí
allí
en ese cerebro y en este de acá
sea como sea, fuere como fuere
el que quiere el PODER solo habla desde la desesperanza
solo entendió una parte y caerá y callará esa fuerza -su fuerza-
en el silencio eterno de todas las tumbas
lleno de olvido, un olvido que se repite
un olvido en medio de un espejo
la vida, tu vida, rebotando
un impulso
el pulso de tu vida, el recuerdo o la imagen
la ventana o el delirio
toda tu fuerza
esa fuerza que fue al poder
rebotará en las luces del universo
y se perderá porque se pierde la conciencia
porque hay poco talento para el recuerdo
porque Funes el memorioso ya murió
y porque las verdaderas cosas siempre se están moviendo.
He perdido, mi amor
soy la derrota, soy una bestia agonizando
he perdido, te he perdido en el bosque y en la vida
ya no quiero abrazarte o perderme por tus ojos y tu azul
he perdido, mi amor
una vez más he bebido de la misma derrota
mi derrota. Mira dentro de la conciencia, toda la conciencia
ser humano escucha-te-te-te-te-te-te-te-te-te-te-te- hombre!
mujer! miraos en el espejo! miraos en el espejo!!!! decidme que veis!
decidme que veis!
Declararé, entonces, lo siguiente:


en el medio mismo de tu alma
El émulo verde que zafa de ti pero no puede
el árbol, la zarza ardiendo que dice
YHWH
YHWH
¿Ya te has mirado en el espejo?
¿Que ves?

Yo sé lo que ves, se lo que se mueve
se que el impulso es erótico
se que hay dragones en tu alma
que tu mismo corazón es el cántico enorme de la ballena
la ballena, la balleza, esa ballena que salta
ese océano es tuyo
esas olas te aman
SALTA!
la ballena salta!!!
30 metros 4 toneladas más toneladas
no recuerdo
en el aire
dentro tuyo
en tu estomago
ese impulso
que mentalmente traduces en sexo
es anhelo de piel y piel
esa maldad el pulso inerte del poder
el goce fijo de la dominación
la actividad ilusoria, la más delirante
la repetición constante
la rutina y la tradición
las consecuencias del trabajo
dinero y estabilidad
casa y hogar, salud y comida
mujer, esposa, hijos niños niñas
Lautaro arriba de la mesa, jugando con harina
tu primogénito a quien criaras para ser héroe
un Prometeo más para la raza humana
yo te robe el fuego
miro en el fondo de tu alma supongo lo que supones pero no ocupo mi poder, pues no se utilizarlo
apenas aprendí a hacer esto
escribir, decir la verdad, por una vez
una vez al menos
que alguien la diga
Isabel, ella, pequeña niña rosa
inocente como una abeja nueva
su risa me brilla los ojos su llanto me inunda el pecho
yo la quiero tanto, Isabel me mira y estira sus brazos, quiere que la lleve
quieres estar cerca de su padre.
La eternidad es como la pintó Paranoides
La eternidad es una total sin movimiento
no quiero estar cuando llegue la eternidad
me alegra saber que seré un cadáver
me entusiasma pensar que mi cuerpo y toda mi historia se diluirán lentamente en la tierra y que los gusanos se alimenten de mi esto, aunque suene morboso es la pura verdad
nadie puede escapar de este lugar todos
todos
todos lo serán, por eso me alegro
porque no me queda otra en el fondo (risas).
La eternidad yo la vi con los ojos
yo abrí los ojos y vi la nada, y vi al hombre jugando con sus intestinos
Yo abrí los ojos y vi a la mujer deseando ser tocada siempre
vi el deseo desnudo de un orgasmo
en todos los rincones
y vi también que estábamos a oscuras
y que hay una inmensa mentira que flota en la atmósfera eso lo vi yo
y que todo puede ser un delirio y que la paranoia esta a la vuelta de la esquina, y que lo que mejor saben hacer los seres humanos
es cuidarse a sí mismos sobre todo a sí mismos
y que los peores seres humanos son aquellos que se ocupan únicamente de sí mismos... pero no quiero ponerme moral. Tampoco quiero ponerme serio.
Yo vi la nada y desde allí, amigo mío, no se puede volver…

Abrir los ojos, se aceleran las cosas, se pierde para siempre el hogar
se vivirá para siempre buscando
algo encontraré
exijo un poco de amor como descanso
una mujer y su vestido
un mujer (mejor sin vestido).

Entonces, después de mucho tiempo
y de destruir algunas cosas (nuevamente para poder avanzar)
y de decidir algunas otras (es un secreto a voces
que anhelo profundamente una máquina de escribir)
me senté, acá, en este lugar
una cama de madera, con un colchón demasiado delgado
en el que si se tiene imaginación
todo puede traducirse
en la máquina perversa del faquir. Y en algo me le parezco
me acerqué al dolor
lo intuí y lo viví
esa intensidad
esa intensidad
queda rebotando
nada vuelve a ser lo mismo
la infancia se ahoga en el inmenso mar
el océano se ahoga en la inmensa nada
y en la nada me ahogo yo
mis pies flotan encima
imposible aferrarse a algo
entonces, yo
yo uno individuo,
entonces yo yo yo
no me queda otra que esgrimir
que escribir
que hinchar el pecho
y gritar
eco
un eco desde el abismo
Eco co co
Co
Co
desde el abismo soy un eco
usé más fuerza
elevé la conciencia
y comencé a mentirme un poco
las mentiras me duraban poco tiempo
nunca más de dos semanas
se me derrumban los castillos para estar satisfecho
demasiado fácilmente
pero algo me quedaba
la fuerza
me convertí en pura fuerza
soy fuerza pura en dirección a la inercia
soy la entropía
el resultado
el residuo más lamentable del mundo y del tiempo
suena malo decirlo
pero te reto a que me superes
ven, acércate
yo se que no te atreverías a venir acá abajo ¿No es tentador pensar que
es muy posible que lo hagas mejor que yo?
Todo se transformó nuevamente
dos semanas me duraban los castillos
a veces dos días
a veces horas
lo bueno es que siempre tenía salidas de emergencia
partos angustiantes
angustia del parto en medio del cambio
y así nacían nuevas ideas
yo me daba cuenta de bastante
pero por andar pensando movía lento las manos
y en la realidad, fuera, lejos de mis neuronas
era realmente torpe porque no me ocupaba de mi mismo, solo de pensar en el sentido de todo
la escalera, la guitarra
tomaba la guitarra y cantaba
nunca pensando en qué
solo algo me movía
era una fuerza arrolladora
un lugar, un tanque, una flor imposible de detener
un sol quemándose en mi pecho
mi arte musical dejaba bastante que desear
eso hacia
y vivía en el delirio
sin timón, clarísimo como el agua, pero encerrado en unas paredes de mármol hasta que me encontré con Cé
y con él aprendí la profundidad de mi labor
nada de destinos le dije yo al oído
lo golpee, le quemé la boca
con un cigarrillo
al otro día nos encontramos con Filosofía Moral
y ella temió, la oscuridad nos rodeaba nosotros vomitamos encima del mundo ese mundo, ese mármol
yo vivía adentro allí por eso nunca caí tan abajo
era una especie de raíz que me sujetaba por las vérteb
ras
mi columna estaba atada a esos pilares
era muy difícil escapar a su influencia
pero lo mandamos todo a la mierda
y dejó de importarnos esa impostura
dejó de importar si los pilares nos justificaban
o no todo ese mundo se diluía en mis neuronas
todo ese mundo no significaba nada para mi
solo porque yo andaba mirando demasiado adelante
y no quería poner los pies en la tierra es decir
no quería ocuparme mezquinamente de mi mismo
no quería ocultarme cobardemente de mi mismo
así que me aparecía en todas mis facetas
en las más brillantes
en las más oscuras
pero siempre en el delirio
después comencé a mentirme
y esas mentiras me duraban dos días
te juro que máximo dos semanas
aprendí a soportarlo
aprendí a llevar la cara dura como una tabla
ningún músculo revelaba mis pensamientos
pero mis ojos eran demasiado transparentes
mis ojos eran el abismo
y tú lo sabes bien
yo se que tu lo sabes
si es que me miraste los ojos.

Daniclates
Buenos Aires, octubre de 2010.

0 Mapaches:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs

Seguidores