domingo, 16 de marzo de 2014

GARBON

Garbon, o Nobrag, fue un artista Santelmino del siglo xxi (no diga usted, siguiendo la usanza, 21 -veinte y uno-, diga, mejor, equis equis uno, pues es de esta, y no de otra, la época del artista del que hablaremos hoy): La edad equis equis uno:  bastante mediocre si uno, uno como yo, sólo atiende a sus primeras obras a las primeras obras de Garbon. Qué referian obviamente, es necesario recalcar la palabra obvio pues no para todos es obvio que un artísta sea tan obvio. Quisiera que lo siguiente fuera el pie de página número uno. Pero haré dos puntos. Obvia es toda acción poética. La primera acción poética que escribí yo, en un muro de La FLorida, mi querido barrio santiaguino, decia: todo lo que opera, opera porqué es útil. Los gerentes generales del concepto “acción poética” decidieron entonces despedirme. Yo no era un poeta a “su” medida. Y entonces, todos mis agentes que son legión, decidieron hacerle la guerra a cosas tan arjonas como… bueno, ustedes saben, los poetas mediocres saben que son mediocres, porque hacen pan, y el pan jamás le ha dado las razones a nadie para comerselo.
Mediocre y puro y útil como el pan
pero
ya sabemos, todo lo que opera, opera porque es útil (no se dejen amedrentar, fíjense en esto)
me limitaré a lo que viví hoy, GAbon, hizo una de estas cosas poeticas
acciones
no sé ya como se llaman
más bien
no se porque ellos
los poetas
o “poetas”
creen que es eso
“eso”
la acción
“poetica”
quizas son muy tontos
quizas, muy ingenuos
yo andaba en esa
despreciando toda acción poética
si es de izquierda
aquella que es más lánguida
la de los exiliados..
peor me parecia
reciclemos los mejores sabores
para entregarselos podridos al resto de la población
de hambrientos
no, no era mi estilo
a mi me gustaba cocinar
me gusta aún
y no sólo cocinar
aprecio, mucho, mucho
bastante
a aquella persona que cocina bien
y, al contrario, soy extremo, prejuicioso
juzgador
malévolo
con aquella persona que cocina mal
el imbécil que no sabe hacer un buen plato de fideos
es este mismo patron eh,
no sabe tampoco
enfrentarse
cocinar
a los viejos fideos
la inteligencia
nace
desde el hambre
En Garbón ser mediocre, pero sabio, insensato en su obra
las primeras obras siempre refieren a lo obvio
me enfrenté
por primera vez a mi propia estupidez.


Garbon, hay que repetirlo
esta época merece que se repitan los nombres para que
la sangre seca que fluye en nuestros cuerpos
recupera la forma de su propia razón
eso fue lo que hizo garbon
en independencia 655
el mismo lugar donde
me robaron todos mis libros y mi impresora
y las mancuernas que le compré al catalan a cien pesos
y todos mis cuadernos desde los doce años
la culpa es mia
yo
yo
yo
no seguí
la frase
la única admirable de Garbon:
Es necesario
tener
un
lugar
a donde ir.


0 Mapaches:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs

Seguidores